El tercer lunes de enero se celebra en Estados Unidos el Día de Martin Luther King, quien luchó por los derechos de los afroamericanos y por la igualdad.

En este día, se celebran homenajes, eventos y marchas por todas las ciudades del país. Es un día en el que se habla de la igualdad de los seres humanos, de los derechos inherentes a todo el mundo, hay conciertos y también hay gente que visita el monumento de Martin Luther King en Washington.

El Congreso escogió esta fecha por ser cercana al día del nacimiento del reverendo: 15 de enero de 1929.

Fue el hijo mediano del pastor Martin Luther King Sr. y Alberta Williams. Con 15 años, Martin Luther King se graduó en el instituto e ingresó en la Universidad Morehouse College, institución creada originariamente para que estudiaran afroamericanos. En 1948 consiguió el título en Sociología. Tras ello, se matriculó en la Universidad de Boston, donde obtuvo el doctorado en Teología en 1955. En la ciudad de Boston, conocería a la que sería su esposa, Coretta Scott.

Desde pequeño, Martin Luther King había sido testigo de la segregación racial: en algunos estados del sur, debido a las leyes, los afroamericanos no podían ir en la parte delantera de los autobuses, también se les negaba el derecho a viviendas iguales que las de los blancos, y en muchos restaurantes y hoteles se les prohibía entrar o sentarse para comer…

Pero entonces sucedió un acontecimiento que cambiaría la historia y sus leyes. Era diciembre de 1955. En Montgomery (Alabama), Rosa Parks, una afroamericana, se montó en el autobús que la llevaba de vuelta a casa. Viendo que los asientos del medio, aquellos en los que se podían sentar los afroamericanos si no lo pedía un hombre blanco, estaban vacíos, se sentó en uno de ellos. Transcurrió el viaje. Sin embargo, subió un hombre blanco y el conductor le insistió a Rosa Parks que cediera el asiento. Ella se negó, por lo que el conductor con malos modos le volvió a insistir, esta vez con amenazas. Rosa Parks no reculó y se mantuvo en el asiento. Por esta razón, por incumplir la ley de ceder el asiento, la arrestaron y la mujer tuvo que pagar una multa.

Este episodio desencadenó que Martin Luther King comenzara un boicot para protestar por las leyes inconstitucionales que aún mantenían en el transporte público de Montgomery. La protesta consistía en que aquellos que estuvieran en contra de la segregación racial no tomaran el transporte público y se desplazaran por otros medios. Era, por lo tanto, pacífica, pero no estuvo exenta de violencia, pues los segregacionistas blancos amenazaron a los que la apoyaban y atacaron, incluso, las casas de los organizadores, entre ellas las del pastor Martin Luther King. Como consecuencia también hubo arrestos y encarcelamientos. Aun así, y tras unos 380 días, la Corte Suprema declaró que la ley de segregación de Alabama era inconstitucional.

Tras esta victoria, Martin Luther King siguió luchando por las injusticias, lideró la Conferencia Sur del Liderazgo Cristiano, una organización que a través de la no violencia buscaba luchar por los derechos civiles de los afroamericanos.

Participó en diversas campañas, todas ellas no violentas, aunque debido a los segregacionistas blancos, muchas terminaban con violencia y en algunas Martin Luther King era arrestado.

Quizás la participación más conocida y recordada fue su colaboración en la Marcha sobre Washington. El 28 de agosto de 1963, se produjo la Marcha sobre el trabajo y la libertad, que congregó a miles de manifestantes frente al monumento de Lincoln. En ella se pedían los derechos de libertad y trabajo para todos los afroamericanos. Allí, bajo los peldaños de la estatua de Lincoln y junto a otros oradores, Martin Luther King pronunció su famoso “I have a dream”, un discurso que aunque denunciaba los abusos que sufrían los afroamericanos, era optimista y miraba el futuro con esperanza.

A pesar del miedo a los disturbios que se pudieran cometer, resultó ser la marcha pacífica que habían planeado, con gran éxito de manifestantes. No se sabe el cálculo exacto pero participaron entre 200.000 y 300.000 personas, según el medio que se mire.

Debido al éxito de esta marcha y a otras movilizaciones, se consiguió que en 1964 se aprobara la Ley de Derechos Civiles, por fin se garantizaban los derechos a vivienda, servicios, escuelas públicas y el derecho a voto a los afroamericanos. Ese mismo año, el 14 de octubre, se le concedió a Martin Luther King el Premio Nobel de la Paz, contaba con 35 años, era el hombre más joven en recibir este galardón.

Pero así como su fama como activista y hombre de paz aumentaba, también aumentaron sus enemigos.

En 1968, Martin Luther King viajó a Tennessee para apoyar la huelga de los basureros afroamericanos. Pero no pudo continuar con su implicación y su apoyo, pues el 4 de abril recibió un disparo mientras estaba en la terraza del hotel donde se alojaba. Las autoridades consiguieron atrapar a su asesino, James Earl Ray, antes de que huyera a Reino Unido.

Pero nada se pudo hacer por la vida del reverendo Martin Luther King. Aquel disparo terminó con la vida de un gran orador, de una persona que había trabajado por la igualdad de hombres y mujeres, de un gran defensor de la paz como medio de protesta, de un hombre que nos ha dejado grandes legados no solo a través del discurso “I have a dream”, sino frases como “Love is the only force capable of transforming an enemy into friend”, frases y discursos que abogan por un mundo de igualdad y de paz, donde todos los hombres seamos iguales, independientemente de la raza, del género…

Por esta razón, cuatro días después de su asesinato, el congresista John Conyers pidió que se celebrara un día en honor a Martin Luther King. No obstante, esta iniciativa no fue convertida en ley por el Congreso hasta 1983.

Ahora en Estados Unidos se puede celebrar el Día de Martin Luther King, para recordar la igualdad de los seres humanos.

Autor: Susana García-Vaquero

Compártelo en:
Inscríbete a nuestra newsletter

Date de alta en nuestra newsletter

* campos requeridos

Contacta con nosotros

 

Si necesitas que te ampliemos información sobre alguno de nuestro servicios, si quieres hacer una prueba de inglés gratuita y sin compromiso, o simplemente quieres saludarnos, puedes completar el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible ¡Gracias!






*Sí, acepto la política de privacidad.
[dynamichidden url "CF7_get_post_var key='title'"]

*Campos obligatorios

Compártelo en:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies